l i n e a l i d a d e s


representaciones figurativas de ideas concretas
reflexiones y cuestionamientos que se expresan

pedalea mi memoria
la cadena de la historia
cuerpos reman, flotan, vuelan
sobre la faz de la tierra

llamativos envoltorios
cubriendo mi identidad
cautivantes ilusiones
confort y seguridad

sudor de mi piel morena
al servicio del poder
natural, que trae y lleva
hambre y ganas de comer

distraigo mi desarraigo
volviéndome musical
ritmo de otros pies hermanos
que encuentra mi pedalear


hay una máscara, cortante y frágil como el cristal,
acariciada por el deseo de
pulgares que miden
el éxito y el consuelo, los dígitos del consumo.

una superficie chata, que polariza, entretiene;
simula conexión pero aísla los cuerpos,
anulando dimensiones al volumen de mi vuelo.

resistir es escapar a esa máscara siniestra
es estar acá, oler fantasías de la tierra
sin el gusto del metal, sin una lente que observa

encontrar otra mirada para volver a creer
ser animal en la calle ser libres para crecer
explotar el corazón en un abrazo de sueños
¡
qué tu alma sea canción, sin jurado ni premio!


escuela de conductas repetidas
que forma
partidarios del encierro
en nombres y apellidos, adjetivos, documentos,
delantales, etiquetas, talles, aulas, ritos, templos
entre himnos y banderas, prohibiciones y deseos,
leyes, transportes y filas, modas y entretenimientos.

encierro en nuestra mente que viaja por correo;
¿ya no hay escapatoria de celulares nuevos?
– ¡llame al móvil! –
en tu mano un ford falcon que controla tus miedos,
te revisa la agenda, sabe tu paradero,
registra tus acciones, conoce tus secretos,
te chupa la energía y te secuestra el tiempo.

¿y si en tu cautiverio se hace fruto tu engendro?
verás tu descendencia
incendiar este infierno
que intentará domarla con los mismos anzuelos:
deberes, rigores, obediencia y recelo.

pero estos seres duendes que están amaneciendo
ya nacen conectados al resto de los seres;
y entonces el encierro, que parecía eterno,
será
causa y principio de los cuestionamientos.
metódico argumento para crear de cero
cuando ya nada quede y hayan muerto los miedos.